La asignatura ”Psicología general y de las edades (Psicología I),” con una carga lectiva de 62 horas (cuya distribución por formas de clases se refleja en el acápite correspondiente a Distribución de tiempo por formas de enseñanza), pertenece a la Disciplina Formación Pedagógica General, la cual de modo general proporciona a los estudiantes, un sistema de conocimientos sobre las regularidades y variabilidades significativas del desarrollo de la personalidad y de las condiciones del contexto socioeducativo del desarrollo, que permite la fundamentación del trabajo preventivo, educativo y de orientación, como una de las tareas básicas de los educadores en los escenarios en que se desenvuelven.

En la concepción de la asignatura, siendo coherente con lo concebido para la disciplina, se obedece a la necesidad de formar profesionales capaces de asumir tareas en la dirección del proceso educativo, así como en la orientación a la familia y a los agentes y agencias socializadoras de las comunidades que interactúan en el desarrollo del proceso educativo. Se propicia además, la asimilación de los fundamentos científicos de la psicología general, la psicología de la personalidad y la psicología de las edades, útiles para el desarrollo de las Ciencias de la Educación, en los nuevos contextos de atención a la diversidad, de inclusión educativa, y de salud y calidad de vida escolar.

Esta asignatura, por su esencia de fundamento científico de la práctica educativa, constituye un antecedente directo de las restantes materias que se imparten en la Disciplina Formación pedagógica general, a la cual pertenece, porque fundamenta desde lo científico, la comprensión del ser humano en su contexto de desarrollo histórico, social y cultural. Se abordan contenidos relacionados con el objeto de estudio de la Psicología, sus principios, leyes, categorías y procesos; la relación sujeto-subjetividad y la integración personológica en la regulación del comportamiento humano; así como los prinicipios, leyes y categorías fundamentales que rigen y caracterizan el desarrollo psicológico humano.

La asignatura, en tanto que fundamento de la práctica educativa, tributa de manera directa a las diferentes esferas de actuación del maestro de la educación especial, así como a la comprensión y solución de los más diversos problemas de esta profesión.